Consecuencias del método Estivill

Ha llegado a mi una estupenda iniciativa que no quería dejar de compartir con vosotros:

Desde Renacuajos por supuesto secundamos la iniciativa, pero queremos ir más allá y hacer una reflexión.

Esto va mucho más lejos que el desear un sueño placentero a todos los bebés. No se trata del derecho al descanso, se trata del derecho a no ser maltratado, del derecho a ser protegido por tus padres, del derecho a tener un desarrollo cerebral sano, física y psicológicamente.

Cuando un bebé es sometido al método de dejar al bebé sólo en la cuna aunque llore para “enseñarle a dormir”, conocido en nuestro país como método Estivill, no sólo no le estamos enseñando a dormir (más bien es un método para que duerman los adultos pasando por encima de las consecuencias terribles que puede sufrir su hijo), sino que le podemos estar predisponiendo a sufrir tanto de niño como de adulto ansiedad, depresión, sistema inmunológico debilitado, lesiones cerebrales…

Pongámonos en el lugar del bebé, aunque a mucha gente le cueste. Pongámonos en su lugar de modo objetivo.

Un bebé es puro instinto, y esto es así. No sabe manipular, su cerebro aun no está desarrollado para llegar a ese punto ya que su corteza cerebral no está completa y la mielinización de sus neuronas tampoco, como comentábamos en una entrada anterior. Es físicamente imposible que intente manipular al adulto con su llanto. No es capaz de ejercer funciones cerebrales superiores tales como engañar o manipular.

El llanto es adaptativo. Retrocedamos a los albores de la humanidad y sigamos esa evolución durante miles de años. El llanto ha permitido sobrevivir a nuestra especie a lo largo de los tiempos, ya que el bebé que más reclamaba a su madre era el bebé que recibía mayor cantidad de alimento, el que sobrevivía al ataque de los depredadores ya que con su llanto recordaba a su madre que seguía ahí. Somos una especie que nace indefensa y necesitamos cuidados. Por la noche esto no cesa, siguen necesitando alimento y seguridad.

Un bebé no comprende que estamos en el siglo XXI. Un bebé no comprende que mañana sus padres trabajan, o que está seguro en una cuna, o que tiene un interfono. Tampoco comprende que por la noche su madre duerme y no le alimenta. Es instinto. Y la voz de todas las generaciones anteriores le dice: vas a morir de hambre, de frío, a manos de un depredador.

Entonces llega el estrés y el miedo. Y con ello su glándula suprarrenal comienza a generar cortisol. Como consecuencia del cortisol, mucho más en un cerebro en formación como es el de un bebé (y teniendo en cuenta que esto puede condicionarle de por vida), se puede estar predisponiendo a ese bebé a sufrir ansiedad (ya que el cortisol es inhibidor de la serotonina), depresión, deficiencias en el funcionamiento del sistema inmune, osteoporosis, posibilidad de anorexia nerviosa, síndrome de Cushing, incremento de la presión sanguínea… Debido a que los padres desean dormir (y a su falta de conciencia de que un bebé es un bebé, no puede apagarse y encenderse a demanda), exponen a sus hijos a esta atrocidad. Otras veces, es falta de información. Debido a eso y a que el Sr Estivill, conocedor de todos estos procesos, sólo desea llenar sus bolsillos y facilita a los padres la excusa necesaria (la inmensa mayoria de estos padres piensan que hacen lo mejor para sus hijos, y ya es hora de que esto cambie y se les deje de engañar a costa de la salud física y mental de tantísimos niños). Y ojo, para que se genere cortisol, no hace falta llegar a llorar. Muchos padres que aplican el método Estivill dicen que sus hijos no lloraron. El estrés y el miedo aparecen igual, esto está contrastado mediante medición del cortisol en la saliva.

Para que quien es incapaz de ponerse en el lugar de un niño o dar importancia a lo que siente entienda algo, el método equivaldría a encerrar a un adulto en una habitación de la que no pudiese escapar mientras se inunda, o se introduce una fiera salvaje, o se le prendiese fuego. Y mientras gritase y pidiese auxilio de modo desesperado, sus seres queridos permanecerían impasibles en otra habitación acudiendo de tanto en tanto a decirle que no pasaba nada y que era hora de dormir. Esos adultos serían considerados como víctimas y seguramente tratados por trastornos de estrés postraumático. El acto sería visto como atroz.

Además a esta edad el bebé y la madre son percibidos por el niño como uno. Es desde el espacio compartido con el cuerpo de la madre (porteo, colecho, lactancia, etc) como poco a poco el bebé va descubriendo el mundo como seguro y comienza a explorar para conseguir una independencia real y pasar a ser “yo”. En esto se dan la mano ramas como el psicoanálisis, el enfoque desde la teoría del apego o la rama reichiana, investigaciones de diversas corrientes nos muestran exactamente los mismos resultados.

Si el bebé no obtiene ese contacto con su figura de apego, no se produce esa seguridad necesaria para la exploración del mundo, con lo que no se desarrolla correctamente. Esto afecta a la adquisición de la capacidad simbólica (por ejemplo el lenguaje, el juego, etc) e incluso puede afectar a nivel físico al bebé debido a la retirada de afecto (ya que el bebé se encuentra sólo y nadie acude más que siguiendo unos absurdos tiempos en los que tampoco se le atiende), como podemos ver a mayor escala en los estudios sobre hospitalismo de Spitz, adaptándolos a la privación emocional en el propio hogar. Extraigo del siguiente enlace:

“La manifestaciones clínicas: dependerán de la edad y características del niño como
pueden ser la vulnerabilidad, la intensidad de la carencia y la duración de la separación. Los aspectos más importantes son:
1. Alteraciones alimentarias: anorexia, poco interés por la comida. Robert Debré distingue entre hambre, en el aspecto fisiológico y hambre, o apetencia, que es más psicológica. Bulimia, que a veces sirve como compensación. Mericisme, en el que el niño rechaza una parte de el alimento y una pequeña parte de lo que ha tomado es reutilizado mediante una especie de rumiació en la que el lactante se concentra y se desconecta del mundo exterior.
2. Alteraciones del ritmo de sueño: insomnio, hipersomnia.
3. Mayor sensibilidad a las infecciones, (especialmente ORL) independiente de las
condiciones de higiene.
4. Retrasos de crecimiento, no imputables a una falta nutricional.
5. Retraso en el desarrollo psíquico: retraso en las grandes funciones instrumentales (motricidad, inteligencia, lenguaje pobre). Desfase entre el lenguaje verbal y no verbal. Retrasos en el plano relacional y afectivo. Escaso interés por el entorno: apatía, repliegue sobre sí mismo, falta de interés y de actividad en los juegos, higiene deficiente, manifestaciones autoeròtiques, a veces estupor catatónico, repugnancia a tocar objetos. Escasa capacidad de cooperación. De los 91 casos de hospitalismo que estudió Spitz, el 37,5% de los niños habían muerto antes de cumplirse el segundo año.
Hizo el seguimiento de 21 de estos 91 niños hasta los cuatro años de edad, y obtuvo los siguientes datos: 20 niños de esa edad estaban imposibilitados de vestirse solos;
15 niños no habían alcanzado incorporar los hábitos higiénicos sino en una forma insuficiente; 6 de ellos no tenían aún la posibilidad de controlar esfínteres. Respecto al  desarrollo del lenguaje: 6 de los niños no podían pronunciar ninguna palabra; 5 niños tenían vocabulario compuesto por sólo dos palabras, mientras que sólo uno de ellos podía construir algunas frases.
Estudios posteriores de Bowlby confirmaron estos resultados.

Depresión anaclítica (Spitz)

Hace referencia al estado estuporoso en el que se sumerge el niño que ha sido privado bruscamente del afecto maternal. Su existencia fue demostrada por Spitz en niños de más de 6 meses.
En el primer mes los niños se vuelven llorones, exigentes pegan al observador que está contacto con ellos. En el segundo mes los llantos se transforman en gritos. Hay una pérdida de peso acelerada. El proceso de desarrollo se para. En el tercer mes hay rechazo al contacto y una postura característica y patognomónico que es la de permanecer mucho tiempo en posición boca abajo en el cuna. También insomnio; pérdida de peso, una mayor sensibilidad por las enfermedades intercurrentes. Retraso motor intenso. Rigidez de la cara y de la expresión facial. Después del tercer mes: la inmovilidad de la cara es estable y persistente. Los llantos disminuyen y son reemplazados por gemidos extraños. El retraso mental aumenta y llega a una situación letárgica. Si antes de un período crítico que se sitúa entre el segundo y el quinto mes se vuelve el niño a su madre el resultado es espectacular. Una de las condiciones necesarias para el niño cambie su expresión es que haya tenido buenas relaciones maternas con anterioridad. Tanto el síndrome del hospitalismo como la depresión anaclítica muestran la importancia en la relación madre hijo para un buen desarrollo psico-afectivo, siendo el período de 8-18 meses el más crítico. ”

No perdamos de vista tampoco que las relaciones emocionales que el bebé tendrá en su etapa adulta se condicionan en esta época en base al tipo de relaciones con sus figuras de apego. Abandono nocturno pese al llanto, ignorar sentimientos y necesidades en base a una adaptación del bebé al mundo adulto y no al contrario, son la tónica por desgracia habitual. Así nos va.

Comienzan a aparecer adolescentes afectados por el método Estivill, publicado hace ya 16 años. También adultos afectados, ya que el método no es suyo y existía hace tiempo, pero con su libro y su manipulación mediática llegó el boom del desastre (excepto para sus bolsillos). Colegas profesionales de la salud comienzan a comentar cómo cada vez más pacientes afectados por cuadros de ansiedad, depresión o cuadros incluso psicóticos, presentan infancias con apego inseguro (en todos sus tipos), noches de miedo y estrés llorando en sus cunas sin ser atendidos. El método Estivill y la crianza autoritaria o negligente comienzan a dar la cara en pacientes adultos.

Afortunadamente cada vez más madres y padres se informan y deciden actuar siguiendo los principios de la crianza con apego.

Como psicóloga, madre y sobre todo como persona, tengo la obligación moral de difundir estos conocimientos. Ya no me sirve el manido “cada cual cría como desea a SUS hijos y tiene sus circunstancias”, primero porque los hijos no son posesiones y tienen derecho a que su vida no se vea afectada gravemente por el estilo de crianza que le aporten sus padres, segundo porque pese a que si puede haber circunstancias verdaderamente condicionantes, esto se suele utilizar a la ligera y como excusa simplemente por comodidad de los padres.

Al ser padres estamos obligados a investigar, a darles lo mejor a nuestros hijos.

Llega el momento en que se hace posible verificar las consecuencias en adultos de la aplicación de su método, Sr Estivill. La sociedad no suele otorgar importancia a bebés y niños, pero los adultos son vistos de otro modo. Se le acaba el chollo y comienza la tormenta.

Laura Perales Bermejo
Mamá y Psicóloga infantil. Orientación reichiana, humanista, teoría del apego.
Colegiada M-26747

www.crianzaautorregulada.com

PD: aprovechamos para enviar un abrazo a Carmen de La Gallina Pintadita por haber compartido con nosotras su merecidísimo premio. Gracias linda. Gracias por la dedicatoria y por luchar por un mundo mejor.

Día Mundial del Sueño Feliz – 29 de junio – Desmontando a Estivill

1. Amor Maternal
2. Grupo en Facebook – Día Mundial del Sueño Feliz
3. Evento en Facebook – Día Mundial del Sueño Feliz
4. De Monitos y Risas
5. Reeducando a Mamá
6. Tricemoon in the moon
7. Amamadoula
8. Mi Cucolinet
9. Doulas Diez Lunas
10. Criando a Adela
11. Femenino y plural
12. crianza corporal
13. Muchos @brazos
14. Minerva y su mundo
15. La Gallina Pintadita
16. Renacuajos
17. El blog de Titània
18. Teta, Amor y Rock’n’Roll
19. Casa en construcción
20. Lactivistas.Org
21. Amo Ser Mamá
22. 1 Mamá Para 2
23. Morirse de Frío
24. Mamá Moderna
25. Dra Pastelina
26. Bebés y Especias
27. Mamasyoga
28. De repente mami…
29. Junto a tu Doula
30. Grupo Maternal
31. Mamá, mimos y más
32. en minúsculas
33. CriandoCreando
34. La mamá de Sara
35. El mundo de Kim
36. Esther
37. Mirando tus ojos aprendi…
38. la mama de luisa
39. Esposa Perfecta
40. Alejandradas
41. Mama en ROdaje
42. Carrusel de Sofía
43. Siriñando reflexiones
44. Futura Mamá
45. Dulce Crianza
46. Escuela De Padres Primerizos
47. en minúsculas
48. mamayLuca
49. Mamá, mimos y más – Dia Mundial del Sueño Feliz
50. Habichuelas Mágicas
51. Bebés y Especias: yo tengo un sueño…
52. Minerva y su mundo – Mi hija no conoce a Estivill
53. Mamá (contra) corriente
54. Gemma y la Manada
55. mamaencamino
56. El Centésimo Mono
57. Despertar en la Luz
58. dEspacio
59. ♥♥♥Amo Ser Mamá♥♥♥
60. crianza corporal
61. Mi Cucolinet
62. La Gallina Pintadita
63. el blog de bel belart
64. El mundo de Kim
65. Silvia de “Ser madre: Toda una aventura!”
66. O.oOo.Burbujita, tú y yo.oOo.O
67. Maternidad Continuum
68. Kanguret
69. Diario de una Batmami
70. Maica Luis
71. Confesiones de un hada
72. Blogueando -de mi peque y otras cosas-
73. Imaginar Sonrisas
74. My Points Of View
75. Nuestro Mundo de Padres
76. yo madre (soy más que una mama)
77. ECV lactando
78. Mami Koala
79. Babbupi
80. Bebebibobú
81. Nace una Mamá
82. Métodos de adiestramiento para el sueño
83. Lactancia materna y colecho
84. La mama vaca
85. Reeducando a Mama
86. Crianza Con Amor
87. El camino para ser mamá
88. Mamuchas | Info para tu maternidad
89. SermamaSerconciencia
90. Crianza de Alta Demanda
91. De papel de chocolate
92. Tenemos Tetas
93. Lactancia y Crianza
94. Mamá 2.0
95. yo misma
96. Red Canguro
97. La mamá de Mateo
98. Somsis
99. madre estresada
100. francesca
101. Diario de mi embarazo y mi maternidad
102. Mi espacio para Ernesto
103. Diario de Algo Especial
104. Esa niña que vive dentro de mí
105. Jessica
106. Creando mi hogar.
107. Para el Bebé
108. Maire Lactancia
109. Leito
110. Mi Cucolinet
111. Nohemí-Mimos y Teta
112. Por que somos nómadas
113. Mamífera
114. Buceando en mí
115. Princesa Fol
116. Sermamaserconciencia
117. Treintañera con hijo(s)
118. Creciendo juntos
119. Darabuc
120. alduita
121. entre apuntes y pañales
122. Lídia
123. La Indiferencia ante el llanto infantil
124. Colecho en múltiples
125. Bebé a Bordo de Mamá
126. Mi tiempo – Mis cosas
127. Madre primeriza
128. Aprendizaje Fractal
129. MumAttacks
130. EcoMadres (Rosa Elena)
131. Vivencies d’una mare
132. Agua y Luz
133. El Deseo de la Palabra
134. Crianza en Familia
135. Mamá También Sabe- Mi idea de sueño feliz
136. Siendo Madres
137. Duelo Gestacional y Perinatal
138. El Hada de los Girasoles
139. Con Ojos De Madre
140. Pegaditos Crecemos Mejor
141. La Lonely Mamá
142. Leslie Power
143. Espacio Crianza

Licencia de Creative Commons
Consecuencias del método Estivill by Laura Perales Bermejo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en tiendarenacuajos.blogspot.com.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://tiendarenacuajos.blogspot.com.es/2012/06/dia-mundial-del-sueno-feliz.html.